En el marco de la agenda ambiental suscrita entre la Corporación Prodensa y la Corporación Autónoma Regional, CAR, se definió que en este año es muy importante para el sector industrial, la reglamentación de Ministerio de Ambiente, relacionada con el plan de contingencia para el manejo de derrame de sustancias nocivas.

Es por lo anterior que desde la Dirección de Cultura Ambiental y el área de Evaluación y Seguimiento Ambiental, se realizaron capacitaciones a las empresas Prodensa.

“Primero les indicamos cuál es el marco normativo y cómo lo deben cumplir, entregándoles así unos lineamientos para la presentación de los planes de contingencia, en seguida, aprovechando la opción que tiene la CAR, realizamos un acompañamiento técnico sin costo, para que puedan agilizar el proceso” menciona Sandra Isabel Granados, contratista de la CAR de la Dirección de Cultura Ambiental y Servicio al Ciudadano.

Para éste acompañamiento técnico se realiza un plan de trabajo que consta de 3 fases, la primera es un diagnóstico con una visita en la que se identifica el estado de la compañía en temas de sustancias nocivas y sustancias químicas peligrosas, luego se hace una revisión en la parte documental y se identifican los avances que la empresa ha tenido durante el último mes para llegar finalmente a la fase de evaluación. El periodo tiene una duración de 3 a 4 meses aproximadamente. “En el último mes que nosotros denominamos evaluación, nos encargamos de revisar que las empresas ya tengan mejoras, no solo en el plan de contingencia, sino también al interior de su compañía, pues éste plan no solo es un documento, sino debe ser un método con acciones implementadas para el manejo del riesgo”

También le puede interesar   Iniciamos nuestro programa de voluntariado las Instituciones Educativas

Cabe resaltar que todas las empresas que la CAR acompaña, deben estar en el marco de legalidad ambiental, teniendo en cuenta lo anterior, se seleccionaron a Vitalis, Proenfar, Crown, Belcorp y Corona para apoyarlas en la elaboración de su plan de contingencia y así presentarlo ante la autoridad ambiental. “Los buenos resultados dependen de la dinámica de la compañía, si ésta se compromete, puede agilizar el tema. Además las empresas que cumplen con los lineamientos legales tienen grandes beneficios, pues si hablamos de gestión del riesgo, pensamos en las implicaciones sociales, ambientales y económicas en las que pueden incurrir sus prácticas. Una compañía que no haga una buena gestión con las sustancias, puede tener perdidas económicas y mala imagen” Agrega Sandra Granados.