Foto tomada de: eltiempo.com

El proyecto Ciudad Norte se basa en 3 principios, calidad de vida para todos en  espacios públicos, transporte masivo, equipamientos, cumplimiento de protección y conectividad de núcleos ambientales y minimizar las emisiones de CO2.

El evento se realizó en pasado lunes 16 de mayo en la Universidad de la Sabana y tuvo como objetivo presentar el Proyecto Ciudad Norte por parte de Ingeniero Juan Camilo González funcionario de la Alcaldía de Bogotá.

El panel estuvo integrado por cuatro reconocidos expertos entre ellos Gustavo Perry, Mario Noriega, Néstor Fernando López y Miguel Gonzalo Andrade.

Los argumentos para justificar el proyecto están relacionados con el crecimiento poblacional, el déficit de vivienda y la necesidad de densificar de forma ordenada, con transporte público y servicios públicos. Según González, en este momento la densidad se da en los barrios marginales, pues se están expulsando a las poblaciones menos favorecidas por lo cual se determinó que se requiere vivienda para 384.000 familias y para ello hay que trabajar con los municipios vecinos.

El crecimiento desordenado tiene como consecuencia el transporte masivo poco eficiente, la infraestructura de vías y servicios públicos más costosos y el desarrollo suburbano que ocupa más espacio.

El proyecto permitirá que en aproximadamente 6 mil hectáreas puedan vivir entre 1.4 y 1.8 millones de personas, está incluida en el proyecto la reserva Thomas Van Der Hammen. Además se desarrollarán cinco corredores verdes desde los cerros orientales hacia el Río Bogotá, se protegerán los humedales cercanos al Aeropuerto Guaymaral y la Conejera, así mismo la estructura ecológica principal que ha sido concertada con la CAR en el POT vigente.

Se han revisado todos los estudios elaborados en los que ha participado algunos de los panelistas, la CAR, el Instituto Von Humboldt y algunas universidades. En Chía se propondrá la prolongación de la Av. Boyacá, lo que permitirá que haya otra salida diferente a la autopista y que los propietarios y constructores paguen por la infraestructura vial.

También le puede interesar   Prodensa participa en la convocatoria "Ecosistema científico" de Colciencias

En sus intervenciones los panelistas afirmaron estar de acuerdo con el desarrollo, pero será necesario tener en cuenta varios aspectos para que la construcción de la Ciudad Norte no se convierta en ciudad dormitorio, como prestarle atención a la malla vial, no ignorar que hay agua subterránea que corre desde los cerros orientales hasta el Rio Bogotá y la fauna que está creciendo allí mismo.

Es conveniente buscar en la región un modelo que les permita a los municipios vecinos desarrollar sectores productivos y de vivienda. Bogotá optó por el modelo de engordar y además con un solo centro y aunque hay ciudades que crecen como región, la capital no es tan grande. Menciona el arquitecto Noriega que a nivel región Londres cuenta con 8.5 millones de habitantes, sin embargo la ciudad solamente tiene 3.5 millones, Paris tiene 12 millones, pero en la ciudad solo hay 2.2 millones de habitantes, Ámsterdam solo tiene 800.000 habitantes, Madrid con 3.2 millones.

Para que haya diálogo entre Bogotá y los municipios vecinos debe haber una política de distribución de inversión entre todos. Madrid lo logró y el ejemplo es el tren de cercanías, así como subsidios para vivienda en los municipios que aceptaron integrarse.