Por: Juan Carlos Vélez, director ejecutivo de Prodensa

Me esforcé por encontrar el autor de ésta frase pero no lo encontré. Lo hice no solamente para citar su autoría como es debido, sino para profundizar más en su obra, porque esa sola frase ha puesto mi mente a trabajar intensamente, generando contenido no solo en mi pensar sino en mi proceder.

Iniciamos un nuevo periodo de tiempo al que llamamos año, regresamos a nuestro día a día después de haber renovado nuestro compromiso con otras actividades como el descanso. Nos esperan tareas por cumplir, obligaciones por atender y un montón de actividades que llenan nuestros minutos, horas y días en algo que comúnmente denominamos rutina.

El mundo se ve diferente desde la perspectiva de las vacaciones y de la rutina, sin duda ambas perspectivas ofrecen una diversidad que hace parte de la riqueza y de la diversidad, pero en ocasiones cuesta mucho trabajo tener la misma actitud que se tiene en un período comparado con el otro. En las vacaciones uno se ríe más, se arriesga a hacer cosas diferentes y arriesgadas, contempla atardeceres, curiosea más y se maravilla con lo que ve, se acuerda de los amigos, hace visitas … se comporta de manera más natural y humana.

Creo que es posible tomar algunos de los elementos de las vacaciones e incorporarlos en el resto del año, en el día a día. Entonces es posible que seamos un poco más felices y con ello llegarán más beneficios a nuestra vida que nos permitirán ser mejores. Si la ecuación de la frase inicial es correcta, entonces “Si nuestro mundo es mejor, veremos un mundo mejor” Prodensa, gracias al apoyo y dirección de sus empresas Asociadas, continuará dando pasos para el mejor estar de nuestra región y todos los que con ella interactuamos. Así, seremos mejores e inspiraremos a un mundo mejor con nuestra acción.

También le puede interesar   Alcagüete, la empresa que está poniendo de moda la diéresis con sentido social

Feliz 2019